¿Sabía el nativo americano en Norteamérica sobre las civilizaciones azteca y maya?

Respuestas

02/08/2023
Czarra

As Ben Waggoner Mencione en su respuesta, es cierto que las personas en lo que ahora es el suroeste de Estados Unidos tenían amplios contactos con México que habrían tenido que incluir el contacto con las culturas azteca y quizás maya. Hay artículos comerciales que se han encontrado en ambas ubicaciones. Conocemos muchos de los senderos y rutas por los que se realizó el comercio. No sabemos si las personas solteras viajaron toda la distancia o si fue de intermediario a intermediario, pero hubo contacto durante mucho tiempo y, por lo tanto, habrían sabido sobre las civilizaciones del sur. Todo el comercio lo realizaban personas que caminaban y cargaban la mercancía a sus espaldas. No había moneda, correo, tiendas, precios fijos ni bancos. Todo el comercio era cara a cara y siempre habría implicado negociaciones. Con eso, en todos los lugares que comercian de esta manera, viene información e historias. No había forma de comprar nada de forma anónima. La información siempre viaja en rutas comerciales. Una persona o grupo de personas que llegan de una cultura distante con bienes valiosos sería una gran noticia cada vez que sucediera.

Como dijo Ben, el chocolate y la turquesa son algunas de las mejores pruebas. Pero eso no fue todo. Estas áreas en el SW eran grandes centros comerciales que conectaban gran parte del continente en una red comercial del suroeste. Se extendía hasta el Pacífico en el sur de California, hasta el Golfo de California, hacia el norte hasta las personas de las llanuras móviles y las personas de las llanuras sentimentales como el Mandan, al este hasta el Golfo de México y muy al sur hasta las tierras aztecas. Algunos artículos que se comercializaron fueron pavos domésticos, maíz (maíz), calabaza y frijoles, campanas de cobre, cerámica, conchas de muchos tipos, obsidiana, loros y plumas, textiles de algodón, sebo, carne de búfalo, malquita, chert pedernal, plomo, silimanita, cuero. bienes, y mucho más fueron comercializados.

Se han encontrado conchas del Pacífico en sitios de cultivo de construcción de montículos de Mississippi. Algunas conchas de olivo y abulón encontrados en el sitio de Mississippian de Caddoan en Spiro en el este de Oklahoma se originaron en la costa del Pacífico. Estos habrían tenido que haber sido traídos por senderos del Pacífico a Zuni, a Taos y luego a las personas que los llevaron a Spiro. Spiro fue un importante puesto de avanzada occidental de la cultura de Mississippi, que dominó el valle de Mississippi y sus afluentes durante siglos. Debido a que estaban en contacto con personas que conocían a los aztecas, es probable que ellos también sepan de ellos.

Aquí hay un diagrama / mapa de rutas que las personas transportaron conchas del Pacífico de un área cultural a la siguiente en el suroeste y el sur de California. Todas estas áreas estaban a su vez conectadas con las áreas aztecas del sur y con los pueblos de las llanuras y los pueblos de Mississippi.

La evidencia de chocolate en recipientes tan al norte en las culturas Pueblo como Utah y Colorado muestra que se consumía regularmente. Pero no solo se comercializaban los granos de cacao. También se aprendió la forma de convertirlos en una bebida y las formas de los recipientes de cerámica especiales para preparar esa bebida se trajeron del sur al sudoeste estadounidense. Cultura, tecnología e información se trasladaron al norte. Con esa información habría llegado el conocimiento de las grandes ciudades del sur.

Debido a que el lugar más cercano donde se puede cultivar Chocolate es al sur de la capital azteca y todo el comercio se realizó allí, es casi seguro que sabían sobre los aztecas. Es posible que comerciaran con personas en la costa del Pacífico, pero esas personas estaban en contacto cercano con los aztecas. La turquesa que se puede rastrear químicamente desde el SW se encuentra en las áreas mayas.

Creo que es importante recordar qué tipo de escala era la civilización azteca. También es importante recordar que las fronteras actuales son aleatorias e históricamente sin sentido. Debido a que las personas comerciaban con él, para mí es simplemente ridículo imaginar que no lo sabían. Definitivamente era algo de lo que la gente hablaría.

El centro principal del imperio azteca, que controlaba tanto el imperio como los estados tributarios gestionados, era una ciudad en una isla con calzadas en un lago. El mercado principal tenía alrededor de 20,000 personas en días regulares y 40,000 festivales. Cortez estimó 60,000. Había 45 edificios públicos principales. Algunos de los templos tenían 200 pies de altura y 262 por 328 pies en la base. El palacio tenía 100 habitaciones. La estimación más común es que 212,500 personas vivían allí en 5.2 millas cuadradas. El Imperio era un reino multiétnico y multilingüe que se extendía por más de 80,000 millas cuadradas a través de muchas partes de lo que ahora es el centro y sur de México. Al menos 15 millones de personas vivían en él. Vivían en treinta y ocho provincias.

Ahora piense en el comportamiento de cualquier humano al azar. Si usted vivió 1,500 millas al norte de Mexica y los comerciantes vinieron todos los años de esa gran ciudad durante cientos de años y envió cosas allí, ¿cómo sería posible no saberlo? Algunas personas también irían al sur por los senderos solo por curiosidad humana normal. No había fronteras armadas o amuralladas.

Otra gran conexión entre el SW y al menos tan al sur como los aztecas son las canchas de pelota rituales. Se encuentran tan al norte como el área de Wupatki fuera de Flagstaff. Se inició allí en 1100CE abandonado en Wupatki en 1250 CE. Hoy es 1,600 millas a la ciudad de México. Y aún más en los senderos que habrían sido utilizados. Es posible que hayan obtenido el concepto del Hohokam, pero algunas personas o grupos de personas tuvieron que ver los tribunales en las áreas aztecas o mudarse de esas áreas. No podría haber sido solo una historia de boca en boca, es demasiado complejo y demasiado similar. En ese lugar, se comercializaron conchas, sal y algodón, cobre y turquesa. Todos esos artículos iban o venían, hacia el sur y hacia el oeste.

La primera cultura Hohokam aparece en el suroeste alrededor de 300CE. Alrededor de 600 dC, los datos arqueológicos muestran que el contacto entre los Hohokam y las civilizaciones de México se intensificó. Las canchas de estilo Hohokam más al sur se encuentran en el río Santa Cruz en el norte de México, que fluye hacia el norte hasta el área de Tuscon. Esto marca el comienzo de lo que los arqueólogos llaman el período colonial. Las importaciones de las civilizaciones en México en este momento incluyen campanas de cobre fundido a la cera perdidas, guacamayos (que son valorados por sus plumas). Los espejos de pirita de Mesoamérica, comercializados a los Hohokam tienen arte mesoamericano en ellos. Los espejos de pirita estaban hechos de un disco redondo de esquisto en el que estaban pegadas finas láminas de pirita (un mineral metálico reflectante a menudo llamado oro de tontos), que se comercializaban desde el Valle de México. Hohokam también utilizó otras plantas alimenticias mesoamericanas como el agave y el amaranto, así como maíz, frijoles y calabaza.

Las comunidades hohokam construyeron canchas de pelota entre 700 y 1100 d. C. En la cuenca del fénix, los hohokam tenían unos 70,000 acres bajo cultivo con sus elaboradas redes de canales de riego. Alrededor de 80,000 personas vivían en el área cultural de Hohokam. Algunas de las canchas de pelota tenían 250 pies (76 metros) de largo y 90 pies (27 metros) de ancho. En algunos casos fueron excavados hasta 9 pies (casi 3 metros) en el subsuelo. Hay al menos 220 juegos de pelota en 181 sitios en todo Arizona. Probablemente hubo más que no se han encontrado y se construyeron.

Todas las pelotas de goma usadas allí necesitaban ser cambiadas y transportadas a alguien del sur de México. Si una persona hohokam hizo el viaje o un miembro de la casta comercial azteca, las personas que usan las bolas habrían sabido que provenían de una cultura lejana del sur. Se cree que las bolas, un cacoa, plumas y semillas y otras cosas llegaron al norte a cambio de turquesas y obsidiana. Este era un comercio regular, por lo que a lo largo de los siglos, las personas en el SW estadounidense terminarían con un conocimiento considerable de los lugares aztecas, incluso si nunca iban allí.

Los arqueólogos han encontrado pelotas de goma similares a las utilizadas en Mesoamérica en sitios en el suroeste. La goma tenía que haber venido del sur de México. No crece más al norte. Las bolas se hicieron mezclando el látex del árbol de caucho de Panamá con una savia de una especie de gloria de la mañana. Esto agrega azufre para vulcanizarlo. Solo se encuentra tan al norte como al sur de México. Las bolas para la mayoría de las versiones del juego eran de 3 a 4 pulgadas de diámetro. Pero también había una versión con un golpe de pelota más grande con la cadera (8 pulgadas).

No creo que nadie sepa si los artículos fueron de persona a persona y de territorio tribal a territorio o si alguna clase de personas hizo la ruta completa. Sin embargo, hubo muchas rutas y contactos a gran distancia. Y la barrera actual de la frontera con México no era una línea cultural o política. A veces es difícil pensar en las personas, pero solo existe a partir de 1848. No había razón para detenerse allí en el pasado.

La gente del pueblo en tiempos históricos hizo viajes de ida y vuelta desde Zuni al Golfo de California. Eso es más de 600 millas al suroeste sobre terreno difícil. También tenían rutas hacia el Pacífico, pero creo que no fueron hechas por Zuni sino por intermediarios.

También existe la bien conocida existencia de la clase profesional de comerciantes de larga distancia azteca llamada Pochteca (el singular es pochtecatl). Para algunos, las personas que solían transportar los productos se parecen mucho a las imágenes de Kokopelli que se encuentran en todo el SW. Eran de alto estatus en el mundo azteca y viajaron más allá del imperio. Llevaban información y también espiaban. Probablemente sean la forma en que el maíz y otros cultivos se trasladaron al norte hacia el suroeste. Su dios patrón también tiene una manada. Estos comerciantes fueron sin duda los que vinieron al norte por la turquesa. No parecen haber usado solo intermediarios. Una subclase especial, la Pochteca Naualoztomeca, los "comerciantes disfrazados", realizaban operaciones comerciales a larga distancia en busca de bienes raros. El comercio de larga distancia comenzó mucho antes que los aztecas de Mesoamérica en el período Formativo (2500–900 aC). Había un complejo sistema de centros comerciales y leyes y jueces que controlaban el comercio. El mercado en el norte de la ciudad de México, llamado Azcapotzalco, era el que era un centro comercial y controlaba todos los principales mercados y rutas comerciales.

Los comerciantes de larga distancia en las comunidades mayas se llamaban Ppolom. Los olmecas también tenían una casta similar. Los mayas yucatecos comerciaban a lo largo de la costa con grandes canoas con otros grupos mayas, así como con comunidades caribeñas que a su vez comerciaban con el SE estadounidense. Los Ppolom eran comerciantes de larga distancia que generalmente provenían de familias nobles y lideraban expediciones comerciales para adquirir valiosas materias primas. Sus rutas comerciales marítimas fueron desde el Golfo de Honduras hasta Veracruz, México. También hay indicios de contacto, muy probablemente por barcos costeros, entre las culturas mesoamericanas y las de la costa estadounidense del Golfo del SE. No está muy lejos por el agua. Los barcos que fueron descritos por el hermano de Colón tenían 25 remeros y también pasajeros y montones de mercancías. Tenían 2.5 metros de ancho y tenían un pequeño refugio con techo de paja en el medio. Fue después de capturar uno que vieron por primera vez el cacao, que era una moneda en su comercio. Lo más probable es que hubieran comerciado con los aztecas en el área de Veracruz, que era un lugar de mezcla entre los cultivos de arrastre. La clase comercial azteca luego llevó el cacao al SW estadounidense hasta el norte de Colorado y Utah en la región de Four Corners.

Este es el dios de la clase comercial azteca y a continuación hay un comerciante.

Hay alguna otra evidencia sobre viajes de larga distancia. Cuando Cabeza de Vaca finalmente se abrió paso desde Galveston TX a través del suroeste y luego hacia el sur para encontrar al español un poco al norte de Culiacán, México (noviembre de 1528 a enero de 1536), es seguro que estaba en rutas comerciales establecidas. Y cuando regresó con los españoles a la Ciudad de México de enero a junio, también viajaban por senderos establecidos. No habían construido carreteras y no iban sin rumbo por tierra.

La gente iba y conocía cosas a grandes distancias. Cuando los euroamericanos se encontraron por primera vez con los pueblos de las llanuras del norte, tenían mantas de alto estatus de tejedores navajo y pueblo. Habrían cambiado por ellos en Taos o Zuni. Eso fue más de 700 millas al NE.

La migración de las historias Navajo de algunos de los clanes tiene una cuenta bastante clara de viajar desde el Pacífico cerca de Santa Bárbara hasta cerca del área de Farmington NM. Podrías seguir el camino hoy. Tiene más de 900 millas. Si los clanes realmente se movieron de esa manera o no, está claro que algunas personas habían recorrido esa distancia.

Clevey
Algunas personas lo intentaron, pero solo puedo imaginar que con el fuego tan caliente se combinó con lo asustados que habrían estado, sus manos habrían estado sudando, estarían temblorosos por el miedo debido a la altura de la montaña. El edificio y la ropa que vestía la mayoría de las personas que trabajaban allí era vestimenta semiformal, no destinada realmente a intentar escalar. El viento hab...

Escriba su respuesta